LO ÚLTIMO

29 de junio de 2014

Filled Under: ,

México cae 2 a 1 con Holanda y queda fuera del mundial Brasil 2014

El Mundial le mandó una señal a Holanda y la recibió. Quién sabe si de una vez por todas ha llegado su hora. La Oranje estaba eliminada en el minuto 87 de partido. Otra vez todo parecía perdido y esta vez demasiado pronto, pero el fútbol está loco. No tiene remedio. Algo le devolvió a Holanda con todo lo que le ha quitado en los Mundiales.

Las señales, no obstante, no llegan por sí solas. Van Gaal buscó el mensaje después de tirar medio partido. El gol de Gio al inicio de la segunda parte lo cambió todo. No le importó al que siempre piensa en positivo. Rompió el papel que tenía en la mano y se sacó otro de la manga que traspapeló lo que habían hecho los mexicanos.

Holanda cambió de registró, de sistema y mereció antes lo que pasó tan tarde. Lo retrasó el 'Memo' Ochoa, prodigioso como el día de Brasil. Sneijder y Huntelaar pudieron con un portero que parecía compartir puesto con la Virgen de Guadalupe. Había sacado balones imposibles y no sabemos cómo. Tenía razones hasta para sentirse inmortal.

El ataque holandés fue total contra esa dirección. Todo parecía acabado, pero Sneijder empató en el minuto 87 tras un córner. Prolongó Huntelaar (que había entrado por Van Persie) y el 10 fusiló a Ochoa. No obstante, ahí no quedaba la cosa.

Holanda no iba a darle a México ni la oportunidad de volver a empezar. Robben buscó un controvertido penalti, lo encontró y lo materializó El Cazador en el 94'. México se iba de la forma más cruel. De eso sabía su verdugo.

Una patata caliente
El partido estuvo marcado por el calor y Holanda no pudo sudar más su pase a cuartos. Van Gaal comenzó esperando y los chicos del 'Piojo' Herrera propusieron lo poco que ocurrió antes del descanso. Lo más destacable fue el tiempo muerto y un pie de Cillessen a tiro de Giovani. La Oranje se preparó para correr, pero estuvo controlada. Sólo asustó en una arrancada de Robben en la que acabó sufriendo un penalti de Moreno. El central del Espanyol se lesionó en esa acción. Secuelas de una tarde calurosa en la que no aguantó De Jong ni diez minutos, lesionado nada más comenzar.

El encuentro saltó por los aires tras el descanso con el gol de Giovani (48'). Su zurdazo calentó el Mundial más de lo que estaba. También mejoró a Holanda, que se rebeló contra su destino de perdedor mostrando la cara.

Perdiendo, Holanda enseñó su lado más ofensivo y buscó el empate por todos los caminos posibles. Los tapó Ochoa con una parada milagrosa en un córner rematado por De Vrij y en un mano a mano con Robben. No podía ser, pensaban los holandeses, pero el fútbol les tendía reservado un chupito de tequila.

Cerca del final, el portero que llevaba el chaleco antibalas ya no aguantó más. Era demasiado. Sneijder le fusiló con un derechazo y Huntelaar le remató en el último segundo, de penalti. Era y es el Mundial de Holanda.

Vía Marca